Reproductores
HistoriaVisionPrensaExitos
NUESTRA VISION

Nuestro objetivo es producir reproductores útiles y funcionales que transformen
la inversión de nuestros compradores en beneficios para sus explotaciones.

Para lograr excelencia en nuestro trabajo orientamos la selección hacia un “tipo” de reproductor carnudo, sin desperdicios, de correcta estructura y precoz para desarrollarse. Producto de líneas de sangre con facilidad de parto y de engorde, rápido crecimiento y adecuado tamaño a la edad de faena, fertilidad y positiva performance en leche materna.

Seleccionamos la producción por su desempeño en el campo, que en campos de cría de la Cuenca del Salado resulta una exigencia mayor, y al mismo tiempo enfrentamos el desafío de competir en exposiciones.

Creemos en:

• La utilización de la mejor tecnología disponible en reproducción, sanidad, nutrición, manejo, estadística, y evaluaciones de performance y de características carniceras traducidas en DEPs.

• La evaluación visual como filtro imprescindible y complemento de la evaluación genética. el logro de un armonioso equilibrio entre los distintos caracteres para lograr producciones consistentes. El conocimiento profundo de las madres y sus familias, con objetivas evaluaciones de su producción, y en el juzgamiento exigente para determinar su permanencia en el plantel, mejorando así los niveles de consistencia productiva.

• El uso intensivo del trasplante embrionario y la inseminación artificial. La atención similar que merecen
los planteles de Pedigree, Puro Registrado y Controlado.

• La dedicación personal y la colaboración de todo un equipo profesional y de calificados asesores para seleccionar animales funcionales y útiles.

• La participación sostenida en exposiciones para comparar nuestros standards con los de las principales Cabañas del país.

Las Tranqueras es un proyecto con una fuerte dedicación de quienes somos sus iniciadores y propietarios, Horacio La Valle y Marta Vila Moret de La Valle, quienes al trabajo personal le agregamos nuevas y renovadas esperanzas en cada ternero que nace.